¡No tengáis miedo!

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 10, 26-33


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No tengáis miedo a los hombres, porque nada hay encubierto, que no llegue a descubrirse; ni nada hay escondido, que no llegue a saberse. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído pregonadlo desde la azotea.

No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No; temed al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la “gehenna”. ¿No se venden un par de gorriones por uno céntimo? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; valéis más vosotros que muchos gorriones.

A quien se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre que está en los cielos».

Palabra del Señor.


COMENTARIO AL EVANGELIO

¿Tenemos miedo? Y, ¿a qué tenemos miedo?

Seguro que la mayoría de nosotros podemos responder a estas preguntas diciendo que sí, que tenemos miedo. Todos albergamos en nosotros algún miedo a algo, ya sea al futuro, a que nos suceda algo malo, a perder lo que queremos, a fallarle a alguien importante para nosotros, a que nos hagan daño… Por eso nos dice Jesús por tres veces en el Evangelio de hoy: “No tengáis miedo”.

No tengáis miedo a nadie, dice Jesús, ni tan siquiera a los que pueden matarnos. Jesús anima a los Apóstoles a emprender la tarea misionera de llevar el Evangelio sin tener miedo, pues sabe Jesús que ser misionero, ya en aquel tiempo como en este, no es nada fácil.

Jesús nos anima a no tener miedo con un ejemplo hermoso: dos gorriones valen bien poco, y sin embargo nada les sucede sin que Dios no lo sepa. Pues lo mismo nosotros, que valemos más que muchos gorriones, estamos bajo la atenta mirada del buen Padre Dios. Hasta los pelos de la cabeza los tenemos contados.

Volvamos a hacernos la pregunta del principio: ¿tenemos miedo?

Si Dios está con nosotros, nos cuida, nos da lo que necesitamos, ¿por qué tenemos miedo?

Que Dios nos de esa confianza que tanto necesitamos, esa confianza en Él, esa confianza que nos quita los miedos y nos hace vivir tranquilos y alegres sabiendo que el Padre cuida de nosotros.

Os deseo a todos un feliz Domingo y una buena semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.